Caso de ESTUDIO: 24 horas y más de 10 consultas automáticas para liposucción

La idea de la tecnología es que nos mejore la vida, no es así?
Queremos (y estamos cada día más acostumbrados a que así sea) que tareas que en otro momento evitábamos hacer (o directamente desistíamos y ni lo intentábamos) hoy parezcan una cuestión simple y rápida.
La gente (y dentro de esa “gente” debes incluir SÍ O SÍ, TE GUSTE O NO, a tus pacientes actuales y a tus “potenciales pacientes futuros”) ya exige RESPUESTAS PRÁCTICAMENTE INMEDIATAS a sus dudas, consultas, reclamos, comentarios y pedidos.
Y no sólo los más chicos (milenials de hasta 35 años) sino también la gente más grande, que usa Messenger, WhatsApp, Facebook e Instagram (por sólo nombrar algunos) para BUSCAR servicios, consultar prácticas e incluso CONTRATAR Y COMPRAR!
 
Qué significa esto para tu clínica, práctica y negocio? 
Simple y directo: si tus pacientes y potenciales pacientes quieren, a las 12 de la noche, preguntarte algo, y no reciben respuesta rápidamente, van a irse “al siguiente” que sí le responda en el tiempo (y forma) que ellos quieren.
Supongamos esta situación: una potencial paciente estuvo pensando toda la semana que le molestan las arrugas (“patas de gallo”) que tiene alrededor de sus ojos. El viernes por la noche, navegando en su móvil, ve un artículo que dice “cómo borrar las patas de gallo en minutos sin cirugías”. Obviamente, entra al artículo y encuentra que el botox es la solución que precisaba. Y, “casualmente”, el cirujano o dermatólogo que ofrece esa práctica, está en su ciudad.
NOTA: este ejemplo es real, de los que “diseños completos” para cirujanos plásticos y dermatólogos a los que asesoramos. Y funciona perfectamente, 100% automatizado, todo el año, través de Facebook e Instagram.
Qué crees que hace esta mujer, en su móvil, el viernes por la noche, que ahora tiene ganas de preguntar más, sacar un turno, etc?
Obviamente, no va a esperar hasta el próximo lunes. Quiere saber ya.
Y lo que hace es ponerse en contacto con ese médico, a través de Messenger (que la mayoría de las personas que usa un móvil sí tiene instalado) o con WhatsApp.
Qué pasa si no recibe respuesta rápidamente (según varios estudios, menos de 1 hora)? Va a seguir averiguando con el próximo profesional en su zona (probablemente, a través de una búsqueda local en Google).
Te lo digo por experiencia con nuestros clientes: nos dimos cuenta que perdíamos muchos clientes porque NO respondíamos en el tiempo que ellos estaban esperando…
Y sí, sé que quizás estés pensando: pero Pablo, no puedo tener un asistente “de guardia” las 24 horas para atender las consultas. No lo vale.
Y tienes razón.  NO sería rentable porque, necesitarías, al menos, 3 personas para cubrir los turnos de 8 horas cada una. Y eso costaría mucho dinero en sueldos.
 
Pero qué pasa si tienes a alguien que responde, tanto a través de Facebook y Whatsapp, por ti?
Y que no se cansa, no cobra sueldos y está contestando EN EL MOMENTO, las 24 horas, todo el año, lo que tú quieras que responda, SEGÚN la consulta que te haga cada persona?
Esto que acabo de plantear YA SE PUEDE HACER. Incluso podrías hacer que la mujer no sólo saque el turno, sino que pague ese mismo viernes a la noche. Pero eso es para otro artículo.
Lo que quiero que sepas ahora es que:
. si la mujer no recibe una respuesta rápida a sus consultas o preguntas, se irá con tu competidor que sí le responda
. tú podrías haberle respondido lo que ella quería saber si hubieras tenido a un “empleado virtual” que trabaja para ti las 24 horas, todo el año.
A continuación te muestro los resultados que generamos (sólo estos últimos días) con uno de los cirujanos plásticos a los que asesoramos.
Lo que ves son consultas 100% interesadas de personas que quieren hacerse una lipoaspiración (los datos censurados son por privacidad).
Qué beneficios tiene para ti tener un sistema así?
Usar este “sistema automático” tiene muchos otros beneficios para tu práctica, que sería muy largo describir aquí. Pero, básicamente, lo que nosotros “programamos” para ti es un “empleado automático” que no sólo responderá lo que la persona quiere saber, sino que también te permite contactar a TODOS los que consultaron TODAS las veces que quieras (también, de forma automática, sin que tengas que hacer nada) para hacer un “seguimiento” personalizado!
Por supuesto, cada respuesta es con el nombre de la persona que consulta (de tal forma que sienta que es “personalizado”).
Y tú consultorio y clínica estará, siempre, recibiendo las consultas, respondiendo al interés e inquietud que tengan los pacientes y potenciales paciente y, al mismo tiempo, descansando, durmiendo o disfrutando de tu tiempo plácidamente, atrayendo más personas para tus prácticas.
Te dije al principio: la idea de la tecnología es que nos facilite la vida.
Y no sólo para tus pacientes, sino también para ti y tu práctica.
Si te interesa saber más de cómo instalar estos “asistentes o empleados virtuales” en tu práctica, pídenos más información haciendo clic aquí.
Te aseguro que no podrás creer lo efecto, fácil y rápido que es implementarlos, y el bajo costo que tiene, sobre todo si lo comparas con los pacientes que perderías si no los tuvieras, y lo que te costaría un empleado “de guardia” las 24 horas 😉
Abrazo a la distancia!
Por tu éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *